viernes, 22 de enero de 2010

Pensó, pensó, pensó...

Pensó, pensó, pensó y no llegó a nada, que es lo habitual que le ocurra a todos los hombres del mundo cuando piensan; sólo que los hombres no se dan cuenta y el elfo sí.
Del libro El elfo y la princesa, F. Pessoa (Gadir 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada